UNICEF pide a Estado salvadoreño erradicar uniones y matrimonios infantiles

By on 8 agosto, 2017

UNICEF y UNFPA alentaron al Estado salvadoreño a trabajar por la erradicación de las uniones tempranas y el matrimonio infantil adecuando su legislación, estableciendo como edad mínima para contraer matrimonio los 18 años para ambos sexos, sin excepción, y persiguiendo y sancionando a los agresores sexuales de niñas, niños y adolescentes.

Asimismo, invitaron a la sociedad en general a denunciar estos delitos con el fin de garantizar el pleno respeto a los derechos humanos.

Actualmente, el artículo 14 del Código de Familia salvadoreño contempla el matrimonio de personas menores de 18 años cuando ya tengan un hijo o cuando la niña se encuentre embarazada, pese a que el artículo 162 numeral 3 del Código Penal considera agravados los delitos de violación y agresión sexual contra menores de 18 años.

Consideran que esta contradicción ha beneficiado a los agresores propiciando una ventana de impunidad en los casos de abusos sexuales a niñas y adolescentes.

Las tres agencias de la ONU valoraron como positivo que los diputados y las diputadas de la Asamblea Legislativa estudien esta problemática y busquen la forma de adecuar el Código de Familia y las demás normativas, a fin de que se prohíba el matrimonio infantil en El Salvador, en sintonía con los compromisos internacionales asumidos por el país.

Los matrimonios infantiles y uniones forzadas, en muchas ocasiones, ocurren para asegurar la aceptación social del embarazo, producto de violaciones o estupro.

En 2015, según estudio realizado por el Ministerio de Salud y UNFPA sobre embarazo adolescente contabilizó que entre niñas de 10 y 12 años, una de cada dos identificó claramente haber sido obligada a sostener relaciones sexuales. Y entre las niñas de 10 a 17 años, 5 de cada 10 expresaron haber sido obligadas a unirse.

Tanto el Comité de los Derechos del Niño, como el Comité sobre la Eliminación de todas las formas de Discriminación contra la Mujer han recomendado al Estado salvadoreño establecer los 18 años como edad mínima para contraer matrimonio para ambos sexos, sin excepción.

Al respecto, el artículo 16 de la Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer (CEDAW) establece el derecho de las mujeres de “elegir libremente a su cónyuge y contraer matrimonio sólo con su libre y pleno consentimiento”, así como que “la unión y el matrimonio de un niño o niña no tienen efectos jurídicos”.

La Convención sobre los Derechos del Niño, por su parte, determina los derechos a la supervivencia; a desarrollarse al máximo; a la protección contra prácticas nocivas, abuso y explotación, y a participar plenamente en la vida familiar, cultural y social.

El matrimonio infantil y las uniones tempranas impiden a las niñas y adolescentes el goce de estos derechos.

Tal como lo indican datos de diferentes estudios, estar casada o en unión antes de los 18 años aumenta la probabilidad de que una niña o una adolescente experimenten violencia de pareja a lo largo de su vida.

Según la Policía Nacional Civil, en 2016 el 64% de las denuncias de violencia sexual recibidas se cometieron contra niñas de entre 12 a 17 años de edad.

Detrás de los altos índices de embarazos de niñas y adolescentes existen casos de abuso y violencia sexual, particularmente hacia las menores de 15 años, realizados sistemáticamente en entornos en los que se suponen debería asegurarse la protección de niñas y adolescentes: el hogar, la escuela y la comunidad.

Al adoptar la agenda de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) todos los países miembros de las Naciones Unidas, incluido El Salvador, se comprometieron a no dejar a nadie atrás. El matrimonio infantil y las uniones tempranas amenazan el total cumplimiento de los derechos humanos, especialmente de las niñas y adolescentes.

Asimismo, postergan el desarrollo pleno de la niñez y ponen en riesgo el logro de todos los ODS, pero de forma específica, el ODS 5 que plantea como una de sus metas la eliminación de todas las prácticas nocivas como el matrimonio infantil, precoz y forzado.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *