Crece desestabilización mundial. ¿Favorece eso a la gente trabajadora?

By on 7 Abril, 2017

Raúl Méndez, periodista salvadoreño.

Por Raúl Méndez

San Salvador, Opiniones 7-4-2017.- Resulta preocupante observar cómo avanza el proceso de desestabilización política, social y militar a nivel internacional, lo cual afecta desde ya a millones de personas pobres.

El más reciente hecho en ese campo comprende el ataque realizado por los Estados Unidos con el aval del presidente Donald Trump hacia una base aérea donde consideran salieron los productos químicos para un ataque realizado por Siria.

De hecho debo señalar que cualquier acción que provoque la muerte de personas civiles es condenable y no debería ser aceptaba por nadie.

“Esta noche, ordené un ataque militar dirigido al aeródromo en Siria desde donde se lanzó el ataque químico”, ha informado el mandatario estadounidense.

Dicha acción ha generado reacciones a favor y en contra en las Naciones Unidas, y desde luego Siria, que ha negado el ataque con armas químicas, la ha considerado como “irresponsable” e “imprudente”.

Dicho ataque militar podría tener alcances desastrosos, en caso de continuarse, porque los rusos están en Siria y han defendido todos estos años al gobierno de Bashar al-Assad.

En todo caso la desestabilización internacional crece, con ataques terroristas a ciudades europeas, y en Latinoamérica con las protestas de la oposición en Venezuela ante el Gobierno de Nicolás Maduro, al que tratan de deponer antes que termine el período para el que fue elegido en elecciones democráticas. En Ecuador el candidato opositor se niega a reconocer su derrota en las elecciones presidenciales, protestas en Argentina, protestas en Paraguay. En El Salvador el gobierno no tiene dinero ni para pagar las deudas contraídas no solo por ellos sino de gobiernos anteriores, por lo cual hay una grave crisis económica. Una crisis que ha llevado al gobierno a recortar los subsidios a servicios que favorecen a la gente pobre. Se equivoca el gobierno en este caso porque se está midiendo a la gente pobre con la misma vara de aquellos políticos que han provocado la crisis económica del país. Los pobres ni siquiera se han gastado nada, por lo cual no se les debería brindar este trato, aun cuando el gobierno necesite fondos. En El Salvador los políticos permanentemente viven discutiendo, debatiendo, y tratando de llevar agua a su molino. Pero la gran pregunta es ¿En qué favorece eso a la población?

Todas estas situaciones antes apuntadas a lo que menos ayudan es a favorecer a las poblaciones pobres de los diferentes países, porque se genera desestabilización y con ello se disminuye la inversión público-privada.

En ese caso los más impactados terminan siendo los trabajadores que cada vez tienen más dificultad para encontrar un empleo digno con un salario justo.

Y los niveles de pobreza, en ese caso, tienden a elevarse.

Yo digo que lo mejor sería tomar decisiones sensatas que le brinden una oportunidad de paz al mundo, para que haya tranquilidad y desarrollo de la humanidad. Una guerra no le trae ningún buen resultado a la gente pobre sino solamente calamidad.

Todos los políticos a nivel nacional e internacional dicen trabajar y mostrarse preocupados por la familia, por la niñez, por los adultos mayores, pero deben materializar esas intenciones con acciones concretas. De lo contrario todo continuará siendo simple palabrerío.

Nota: Raúl Méndez en un periodista salvadoreño, con una carrera de fotoperiodista y redactor iniciada en 1987, ex empleado de El Diario El Mundo, La Prensa Gráfica, y Diario Lapagina.com/ Esta tierra está hecha para todos/Debemos ser tolerantes y vivir en ella/Solamente la paz y la tranquilidad son los estados que pueden darle vida a la población/Seamos parte de ese proceso de pacificación. Para contactos: raumendez@yahoo.com

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *